¡Ranas en todo el mundo!

Científicos de Suecia y Argentina hallaron restos fósiles de un anuro moderno (Lissamphibia) en una expedición en las Islas Seymour, Península Antártica. Los investigadores hallaron fragmentos del ilión y del cráneo de un animal que habitó estas frías zonas hace aproximadamente 40 millones de años.

Las características de los fósiles permitieron su identificación indicando que pertenecen al género Calyptocephalella. Este género cuenta actualmente con una sola especie viviente Calyptocephalella gayi que habita en zonas de 0 a 1000 metros de altitud en Chile. La familia Calyptocephalellidae pertenece al grupo Neobatrachia (nuevas ranas) y se conoce exclusivamente de América del Sur. Actualmente, esta familia cuenta con cinco especies, incluyendo el género Calyptocephalella que se caracteriza por presentar huesos del cráneo hiperosificados y se hallan restringidas a los Andes chilenos, mientras que la mayoría de los representantes fósiles son conocidos de la Patagonia argentina.   

La importancia de este descubrimiento radica en que “entre los anfibios recientes, las ranas (Orden Anura) tienen la distribución más amplia, cubriendo todos los continentes, excepto la Antártida, donde las condiciones han sido inhabitables durante decenas de millones de años. Al contrario de todos los demás continentes, no se han documentado rastros de ningún grupo de anfibios existente en la Antártida. Este artículo presenta el primer registro de un anuro moderno (Lissamphibia) en la Antártida, con fósiles del Eoceno referibles al orden Anura, y muy probablemente al género Calyptocephalella.”

Link del artículo AQUÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *